Principios Institucionales

Virtud: es aquel poder interior que permite a la persona tomar y llevar a término las decisiones correctas en las situaciones más adversas para cambiarlas a su favor; es decir, es una cualidad positiva que perfecciona la inteligencia y conduce al éxito.
Estudio: se entiende como el ejercicio voluntario de adquisición, asimilación y comprensión para conocer o comprender algo.
Educación de calidad: principio que asegura que todos los estudiantes adquieran los conocimientos, capacidades, destrezas y actitudes necesarias para ser competentes en cualquier ámbito sociocultural.
Educación de calidad: principio que asegura que todos los estudiantes adquieran los conocimientos, capacidades, destrezas y actitudes necesarias para ser competentes en cualquier ámbito sociocultural.
Ética: comprensión de la persona como sujeto de valores en todos los niveles de su desarrollo y que lo identifican como un ser capaz de afrontar su crecimiento humano y de convivir en sociedad.
Responsabilidad ambiental: principio que busca en los estudiantes el fomento de la sensibilidad ambiental para transformar el contexto donde habitan y aportar al desarrollo sostenible de su región.
Identidad cultural: principio que permite a los estudiantes desarrollar un sentido de pertenencia hacia el legado étnico y cultural heredado de sus ancestros, y que contribuye al respeto y reconocimiento de otras culturas.
Educación inclusiva: principio que busca que todos los estudiantes, independientemente de su condición, procedencia, religión, orientación sexual, situación social, económica y cultural, cuenten con oportunidades para adquirir conocimientos, desarrollar las competencias y valores necesarios para vivir, convivir, ser productivos y seguir aprendiendo a lo largo de la vida.
La pertinencia: los conocimientos, saberes previos, habilidades y prácticas deben valorarse e incorporarse en el desarrollo de su proceso formativo.
La flexibilidad: atender el desarrollo físico y psicológico del joven y el adulto, así como las características de su medio cultural, social y económico
La participación: el proceso formativo debe desarrollar la autonomía de los participantes, así como el sentido de la responsabilidad que les permita actuar creativamente en las transformaciones económicas, sociales, políticas, culturales, participado de forma activa de las mismas.